La semilla de la fe que puede salvar a México. Gracias  Papa Francisco.

La semilla de la fe que puede salvar a México. Gracias Papa Francisco.

La semilla de la fe que puede salvar a México. Gracias Papa Francisco.


papaguadalupano
El Papa Francisco visitó estados importantes de México en este viaje: Chihuahua, Chiapas, Michoacán y el DF (Ciudad de México), estos estados muestran la realidad que está viviendo México: impunidad, violencia, muerte, excesos, vicios, droga, explotación de los débiles, introducción de culturas, violación de los derechos humanos, corrupción del gobierno, muerte de periodistas etc.; no es que nos guste hablar de nuestro país sino más bien, pocos estados de la república se pueden escapar de estos males, la gente deseaba que visitara Jalisco, Morelos, Veracruz, Guerrero, los estados del norte, los papas de los normalistas asesinados, de estos males y más, hay expertos que han hecho un excelente trabajo y que lo que comentamos sea poco relevante, pero el papa no venía a ver cómo están los estados o a denunciar la situación al gobierno como autoridad, ya el mundo habla de México de eso, el Papa más bien viene a traer esperanza, pero algo profundo y positivo, viene a: “aprender de la riqueza de la fe del mexicano”.

Aunque se vinculó que la visita tenía tinte político y que el gobierno utilizo al Papa Francisco para sus fines, llegando a acuerdos “de no tocar unas llagas» y que el Papa Francisco le dio una testeriadita a Donald Trump, la razón principal de la visita fue: “la fe”, ¡sí!, la fe en Cristo Jesús y esta a su vez hizo brotar la esperanza de millones de mexicanos y cristianos agobiados por todos estos males, de que Dios trasforme los corazones de los mexicanos que ahora han generado tal situación insoportable, motivando a todos a vivir una verdadera fe en Cristo.

Millones de mexicanos dejaron salir su alegría y daban gracias a Dios por la visita del sumo pontífice Francisco y el Papa cerró con un acto conmovedor, incluir a todos estos hermanos que están pagando a la sociedad una condena de cierta cantidad de años por sus delitos, sus voces de escucharon, pues también son hermanos y tienen el derecho de que Dios los tenga en su seno, voces que se hayan detrás de barrotes, voces que no tienen regeneración sino la perdición total metidos en cárceles que los hunden más.

Sacerdotes bandera de trabajo.

Para el Papa Francisco, el trabajo y la apertura del sacerdote es primordial, fundamental, la Iglesia ha experimentado un tremendo cambio de ritmo de trabajo y la Arquidiócesis de México genera las condiciones más idóneas para continuar la evangelización y por ello el Papa envío su mensaje a los sacerdotes y gente consagrada, los laicos y seglares no eluden el papel que les corresponde.

Hoy vemos un gran avance y participación activa de muchos sacerdotes, consagrados eso es innegable, nos da mucho gusto así como estamos conscientes que falta todavía quitar fobias a que el laico participe, su trabajo del laico bien cuidado, educado y formado va a ser de mucha ayuda para los sacerdotes, la purificación del sacerdocio es su concepción santa, por ello pide la denuncia de esos que pervierten en lugar de santificar. Europa paga con la edad promedio del sacerdote y ausencia en los seminarios, América tiene en estos momentos condiciones en el sacerdote, en África la tremenda lucha de culturas hace desfallecer, en Asía los ortodoxos mantienen el cristianismo bien arriba y en Oceanía condiciones medias para los sacerdotes, hacía falta la motivación del Papa Francisco, ¡sí señor!, Dios tiene su tiempo y espacio y México es un punto esencial en la fe.

El germen de la semilla de la fe en México.

México tiene el germen de la fe, esa semilla es quién puede salvar a México de sí mismo, los mexicanos nos hemos devorado unos a otros pero Jesús puede enderezar esos senderos torcidos de muchos católicos, las culturas que quieren azotar con furia a muchos católicos, ya lo están viviendo: relativismo, nadísmo, hedonismo, materialismo, consumismo, el resurgimiento del “yo” centro y la idolatría generan la distorsión de la fe. La aplicación errónea de los principios y valores evangélicos.

El germen de la fe dado por Dios, es un “don”, México tiene ese “dón”, sí el mexicano viviera tan solo un 40% de la fe, México sería otro, los criterios que aplicaba en un mundo sin Dios empobrecen pero con un 40% como mínimo darían un giro a la vida, ¿o le parece muy macabro pensar en un 40%?, ¿qué promedio de buena aplicación evangélica hace el católico mexicano?, ¿5%, 8%, 10%?; el “hoy no circula en el DF tiene gran beneficio, ¿qué será en el plano religioso sí en lugar de un día fueran 10?

Confiando en la fe.

El dólar tiene en tensión a muchos mexicanos; en muchas empresas se refleja la expectativa económica con caída de pedidos para producir. El narcotráfico devora los estados y aterroriza la vida de todo el país. La impunidad hace pensar que Dios no está en México y que el poder en unos cuanto no tiene freno; la violencia, la desintegración y vicios en las familias son el reflejo del de la cultura que a chaelco nos quieren meter; la fe necesita no dejar que la culturice el mundo, tiene que haber un diálogo entre fe y la vida diaria y pedir mucha gracia para aplicar de la mejor manera el evangelio.

Confianza en Dios genera el beneficio de quien puede mover el corazón; la economía se mueve con el dinero, el crimen organizado quiere dinero, pero Dios mueve con amor y fe.

Conclusiones.

Desde el punto de vista del creyente, la presencia del Papa Francisco hizo mucho bien, refrescó la fe y sacudió los rincones de la conciencia. Dios está en México, México tiene solución y el creyente parte del trabajo de Dios y de su vida como católico. Una integración y oración con el sacerdote que nos conduzca a recobrar la confianza en el sacerdote como debe de ser, pues ellos muestran a Dios. Gracias Papa Francisco por tanto bien y vitalizar a la Iglesia y que el Espíritu santo siga siendo su timón y su fuerza.

Acerca del autor

Temas relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.